Fluido Mineral con Color SPF50+ de Avène

No son muchas las veces que pruebo algo y desde el primer momento pienso “esto es la leche”. Y menos una protección solar.

Los protectores solares son una de las cosas más clave en el cuidado de toda la piel, y una de las cosas que más “problemas” genera. Para el cuerpo a mí no me importa que sean más “grasientas” (de hecho, me encantan los protectores solares en formato aceite #elembadurnamiento), por ejemplo. Pero creo que es un problema para la mayoría de nosotras si los protectores faciales son grasientos o dan sensación de espesor y/o te dejan la cara como a Eugene en la feria de fin de curso de Grease.

Los ‘T Birds’: protegiendo tu capital solar desde 1978.

Por otra parte están las alergias, o los brotes de granos asociados al uso de protectores solares, la presencia de alcohol y perfume para pieles (y ojos) sensibles… En fin, que es un campo de minas.

Este protector solar de Avène lo recomendaba el verano pasado la vlogger Ingrid Nilsen cuando estuvo de vacaciones en Europa.

Ofrece una protección mineral, que significa que funciona en base a su contenido en óxido de zinc y dióxido de titanio. Para entendernos, es lo que comúnmente se denomina “filtro físico”, a diferencia de lo que se llama “filtro químico”.

*En realidad todas las sustancias que se usan como protección solar son compuestos químicos (¡todo en la vida es químico! ¡el agua es un compuesto químico!), así que según lo entiendo la verdadera distinción sería entre filtro inorgánico (el llamado físico) y filtro orgánico (el llamado químico). La única diferencia que hay es que la química orgánica se basa mayoritariamente en compuestos de carbono, y la otra no. Vamos, que cualquiera de los dos filtros es totalmente válido y la elección depende de lo que la persona prefiera y tolere y le guste. Fin.

Los filtros físicos suelen ser más indicados para pieles sensibles, porque por lo general suelen ser mejor tolerados. Y según leo en experiencias personales en internet, la gente con piel acneica suele preferir filtros físicos pues son con los que experimentan menos brotes de acné o ninguno en comparación con los filtros químicos (pero esto va en cada persona, claro, yo me refiero a la impresión general).

Existe también una versión sin color, porque el color de ésta no es muy universal que digamos (a mí ahora me queda un pelín oscuro). Los filtros físicos suelen ser más dados a aparecer blanquecinos, por lo que la versión sin color me da un poco de respeto. Una cosa que me gusta del color de este protector solar es que es muy color piel, no es naranja en absoluto y cuando lo uso puedo disimular que no es mi color de invierno difuminándolo por el cuello y queda natural. El acabado es satinado, ni mate ni brillante. A mí me gusta mucho porque parece piel de verdad, como quien dice.

El bote es de plástico, de un tamaño bastante portable. Tiene 40 ml y cuesta alrededor de los 12-15€, con lo cual me parece que está muy bien.

No es grasiento ni pegajoso, me recuerda a la textura de muchas BB Cream coreanas, pero con el color más “mediterráneo” (en vez de grisáceo), cero perfume y formulado específicamente para pieles sensibles.

Para leer más al respecto, un post interesante de uno de mis blogs de cabecera: Chemical vs Physical Sunscreens: The Science (Lab Muffin)

2 comments

  1. Pues despues de haber caido rendida el año pasado al Fusion Water de ISDIN (en mi piel me vino genial) este año queria animarme con un protector con color, y este tiene muy buena pinta pero creo que me iba a quedar bastante oscuro, asi que no se si animarme a probar al nuevo de ISDIN que han sacado con color, o seguir probando diferentes marcas hasta dar con una que no me deje un tono naranjito

  2. Algún día harán un protector solar con más colores, así decentes? >_<.

    Tras periplos de un par de años, me he pasado al Heliocare XF gel después de haber usado el XF normal, de momento me quedo con ellos 😀 (eso si, si odias el albaricoque mejor no porque huele a eso) :3

Deja un comentario