Review: Tata Harper Daily Essentials

A finales de diciembre del año pasado, pedí este kit de Tata Harper en Cultbeauty.

Como barato no es (me sigue doliendo), pensé que sería útil ofreceros mi experiencia con cada uno de los productos que contiene este kit y que forman parte de la línea fija de la marca. Ain’t got time for limited editions.

El kit contiene, en tamaños de hasta 15ml y envases de cristal (salvo el contorno de ojos que viene en un sobrecito):

# Restorative Eye Crème (1ml) 👍

No te da ni pa pipas, literal, creo que te puede servir para comprobar que no te da alergia pero no para notar “algo”. Uno de los productos que más llamaban mi atención y que he podido probar. Dos veces (metafóricamente). Tiene una textura agradable (de las que a mí me gustan, más crema que sérum), es hidratante y deja la zona flexible. No migra, no pica en los ojos. No os puedo contar más, evidentemente (lol).

# Replenishing Nutrient Complex (Retinoic Nutrient Face Oil se llama ahora y es lo que yo recibí, aunque en la web sale listado el antiguo nombre, 4ml) 👍

Uno de mis productos favoritos del kit, de hecho creo que mi favorito. Se trata de un aceite renovador facial, con una textura ligera, que se absorbe rápidamente y deja la piel con un fulgor espectacular. Como recién resucitada, vamos. En el kit se presenta en roll-on, yo lo que hago es echármelo en la palma de la mano, calentarlo un poco con la otra y presionarlo en la piel. Muy fan.

# Resurfacing Mask (7.5ml) 👍

También me ha gustado. Es una mascarilla renovadora a base de beta hidroxiácidos (BHA), especialmente buena para poros congestionados y tono apagado. No es nada agresiva y realmente se nota la diferencia en la primera aplicación.

# Regenerating Cleanser (15ml) 👎

Aquí entramos en terreno arenoso, literalmente. Es un limpiador exfoliante físico (es decir, que tiene gránulos). Estos gránulos son muy pequeños, es muy parecido a productos del tipo microdemamabrasión de Kiehl’s o los polvos exfoliantes de Sephora o Dermalogica. La cosa es que este tipo de exfoliantes, en mi caso particular, es de uso muy puntual, porque mi piel reacciona con pequeños granitos si los uso, por ejemplo, más de una vez a la semana. Pero si vuestra piel está más hecha a este tipo de productos y os gustan, es un buen producto. De hecho, la marca tiene fama por su gama de limpiadores. Pero para mí…

# Hydrating Floral Essence (15ml) 👎

Me pasa igual que con la de Omorovicza, aunque esta en mi opinión huele mucho mejor. No veo que merezca la pena pagar el dinero que cuestan este tipo de productos (aguas florales), a no ser que te encante el olor, te relaje, te transporte a un sitio que te dé paz, etc. y no seas capaz de encontrar el olor en otra parte. Yo por ejemplo, que soy muy fan de las rosas en general, me decanto por las aguas florales de rosa (siempre hay que fijarse en que no sea agua y perfume, si es muy barata probablemente lo sea). O por el agua de belleza de Caudalie, que es muy refrescante, te despierta y te despeja las fosas nasales que da gusto. Con esta última hay que tener cuidado si se tiene la piel muy sensible porque puede “picar” (lleva menta piperita si no recuerdo mal).

# Reparative Moisturizer (10ml) 👍

Me gusta. Es ligero pero nutritivo, deja la piel cómoda e hidratada, como con mucha agua. Es verdad que quizás no es el producto que más destacaría en el kit ni el que me animaría a comprar en un principio, pero es un buen producto al fin y al cabo, no resulta grasiento y el envase de cristal con un dispensador para mí es perfecto en términos de conservación y aplicación del producto. Está indicado para pieles secas, invierno, etc. pero no es una hidratante pesada, de las que tenemos en mente cuando pensamos en cremas de invierno, en absoluto.

# Rejuvenating Serum (10ml) 👎

Este producto es un poco más específico para pieles con arrugas y otros signos de envejecimiento, por lo que creo que mi experiencia con él no es la misma que si hubieran incluido otro tipo de sérum más adecuado para mí. En resumen, que a pesar de que el resto de los productos pueden gustar a un rango más amplio, este es para un tipo de piel determinado y yo, en este momento, no lo necesito. Obviamente mi piel se beneficiará de los ingredientes igualmente, pero no os puedo ofrecer un juicio adecuado, como lo haría por ejemplo si lo probara, mi madre.

En conjunto…

Creo que es un buen sistema de probar una marca y/o hacerte con una rutina más o menos básica de golpe. Me gusta como regalo a alguien que conozca y le guste el mundo del cuidado facial y el tema green beauty, y que se decante por marcas más exclusivas (de esas que casi exclusivamente están en internet jaja). Personalmente destaco el aceite (que me gusta un aceite), el contorno de ojos (aunque no haya podido comprobar muchos resultados), la mascarilla y la hidratante. El sérum no es el adecuado para mí, el agua floral está bien pero ya he comentado por qué le doy el thumbs down y el limpiador tampoco es adecuado para mí.

Fluido Mineral con Color SPF50+ de Avène

No son muchas las veces que pruebo algo y desde el primer momento pienso “esto es la leche”. Y menos una protección solar.

Los protectores solares son una de las cosas más clave en el cuidado de toda la piel, y una de las cosas que más “problemas” genera. Para el cuerpo a mí no me importa que sean más “grasientas” (de hecho, me encantan los protectores solares en formato aceite #elembadurnamiento), por ejemplo. Pero creo que es un problema para la mayoría de nosotras si los protectores faciales son grasientos o dan sensación de espesor y/o te dejan la cara como a Eugene en la feria de fin de curso de Grease.

Los ‘T Birds’: protegiendo tu capital solar desde 1978.

Por otra parte están las alergias, o los brotes de granos asociados al uso de protectores solares, la presencia de alcohol y perfume para pieles (y ojos) sensibles… En fin, que es un campo de minas.

Este protector solar de Avène lo recomendaba el verano pasado la vlogger Ingrid Nilsen cuando estuvo de vacaciones en Europa.

Ofrece una protección mineral, que significa que funciona en base a su contenido en óxido de zinc y dióxido de titanio. Para entendernos, es lo que comúnmente se denomina “filtro físico”, a diferencia de lo que se llama “filtro químico”.

*En realidad todas las sustancias que se usan como protección solar son compuestos químicos (¡todo en la vida es químico! ¡el agua es un compuesto químico!), así que según lo entiendo la verdadera distinción sería entre filtro inorgánico (el llamado físico) y filtro orgánico (el llamado químico). La única diferencia que hay es que la química orgánica se basa mayoritariamente en compuestos de carbono, y la otra no. Vamos, que cualquiera de los dos filtros es totalmente válido y la elección depende de lo que la persona prefiera y tolere y le guste. Fin.

Los filtros físicos suelen ser más indicados para pieles sensibles, porque por lo general suelen ser mejor tolerados. Y según leo en experiencias personales en internet, la gente con piel acneica suele preferir filtros físicos pues son con los que experimentan menos brotes de acné o ninguno en comparación con los filtros químicos (pero esto va en cada persona, claro, yo me refiero a la impresión general).

Existe también una versión sin color, porque el color de ésta no es muy universal que digamos (a mí ahora me queda un pelín oscuro). Los filtros físicos suelen ser más dados a aparecer blanquecinos, por lo que la versión sin color me da un poco de respeto. Una cosa que me gusta del color de este protector solar es que es muy color piel, no es naranja en absoluto y cuando lo uso puedo disimular que no es mi color de invierno difuminándolo por el cuello y queda natural. El acabado es satinado, ni mate ni brillante. A mí me gusta mucho porque parece piel de verdad, como quien dice.

El bote es de plástico, de un tamaño bastante portable. Tiene 40 ml y cuesta alrededor de los 12-15€, con lo cual me parece que está muy bien.

No es grasiento ni pegajoso, me recuerda a la textura de muchas BB Cream coreanas, pero con el color más “mediterráneo” (en vez de grisáceo), cero perfume y formulado específicamente para pieles sensibles.

Para leer más al respecto, un post interesante de uno de mis blogs de cabecera: Chemical vs Physical Sunscreens: The Science (Lab Muffin)

Desodorante Soapwalla

Hay que ver lo que me pierde un mejunje. Sobre todo si tiene pinta de algo que usarían estas muchachas que por su feed de Instagram parece que están siempre perdidas en la jungla, con la de bichos que hay ahí (otra forma de decir “a mí ahí ni muerta me pillan”, como diría mi madre de las clases de mindfulness).

Llevo mucho tiempo usando los desodorantes de Yves Rocher (parece un non sequitur, pero aguantadme un momento, que llegaré) y la verdad es que siempre me han funcionado de maravilla en todos los aspectos en los que un desodorante puede funcionar de maravilla: son roll-on (los de spray… girl no), baratos, huelen bien (mi favorito es el de flor de algodón) y mis axilas los toleran. Pero hace tiempo oí hablar muy bien del desodorante en crema Soapwalla, una alternativa totalmente natural a los desodorantes convencionales.

Cue el desodorante de chica de minibikinis 24/7

Dejadme decir así de entrada, que no creo que lo natural sea mejor que lo hecho por el hombre por el hecho de llevar en la etiqueta la palabra natural. En muchas ocasiones yo prefiero lo natural, pero no por el hecho de que piense que es mejor que su alternativa únicamente porque lo etiqueten como ‘natural’ (sea lo que sea lo que eso signifique, que tampoco tiene una definición clara en el mundo de la belleza… ¿sin manipular? ¿que sea todo vegetal? ¿que contenga cierto porcentaje de extractos de plantas?). Lo prefiero porque para mis circunstancias es mejor, o más versátil, o compruebo que funciona mejor. Es como elegir entre usar manteca de karité y aceite mineral… por ejemplo, yo tengo la piel del cuerpo seca, ¿por qué voy a renunciar a uno de los dos ingredientes cuando me funcionan los dos? Mejor una crema con los dos, digo yo. Pero bueno, que me desperdigo.

La cosa es que este desodorante no me ha parecido nada del otro jueves. En cuanto a presentación, textura y aplicación no tengo ninguna queja, pero en cuanto a performance a mí no me performa. Personalmente nunca he sudado mucho, así que mis preocupaciones se centran en no dejar KO a alguien cuando me agarro a la barra del autobús. Y no me funciona todo lo bien que debería. Menos mal que lo he probado en un momento de mi vida en el que no tengo que estar mucho tiempo fuera de casa. No digo más.

El modo de aplicación es un poco regulero, porque te lo tienes que dar con los dedos y te pringas, pero bueno, eso para mí no supone un problema enorme tampoco.

Volveré a mis desodorantes de Yves Rocher por el momento, hasta que encuentre una alternativa de este tipo que me funcione. ¡Porque no renuncio! 😉

Lorraine Heath

Mi plan era publicar esta entrada el pasado viernes. Digo era porque ya sabemos todos dónde quedaron las intenciones. El caso es que en mi última entrada sobre novela romántica, que podéis ojear aquí, os hablé de otra autora (Lorraine Heath) que me está moviendo el piso actualmente. Esta autora se ha ganado rápidamente un puesto en mi top de escritoras de romántica porque EL NIVEL DE DRAMA de sus historias es lo que me mantiene viva últimamente.

Lo mejor de esta autora es que se desenvuelve perfectamente bien tanto en historias más “típicas” de romance de enaguas en Inglaterra, como en historias del otro lado del charco, en el Texas del siglo XIX, con dueños de ranchos, vaqueros, espuelas, acentos sureños, ajustes de cuentas, bodas y sugars y sweethearts a porrillo…

Ahora mismo estoy por el tercer libro de la trilogía de los hermanos Leigh (Texas Splendor), que según creo son los primeros libros de su carrera; y que resultan muy modernos a pesar de haberse escrito a finales de los 90. La segunda entrega de esta trilogía (Texas Glory) me dejó seca y mi negra alma encogía, no os digo más.

Cada vez que descubro a una nueva autora de romántica tan buena, me dan ganas de escribir una carta a las editoriales en plan PUBLICADME ESTO POR LA GLORIA DE TEXASSSRRRLL pero luego me conformo con transmitirlo de cierta manera en el blog y por mis redes sociales, a ver si cala y en un futuro cercano encuentro más en la librería a Sarah MacLean, Jennifer Ashley, Eloisa James y Lorraine Heath. Así en plan idea, una sección “Romántica De La Güena”, y que hubiera una balda únicamente dedicada a ediciones de Devil in Winter y Dreaming of You de la Kleypas.

De ilusión también se vive.

Mi Top 3 de Mascarillas Capilares (Pelo Rizado)

Una de las cosas que os digo siempre es que, por regla general, el cabello rizado tiende a ser también cabello seco. Por eso, cuando una marca no tiene una línea específica para pelo rizado (mal), siempre me decanto por los que recomiendan para pelo seco. Esto no es una ciencia exacta, no sería la primera vez que veo algo para piel o pelo seco y veo que lleva alcohol en los primeros puestos de la lista de ingredientes. Pero normalmente es bastante acertado y oye, te da una cierta flexibilidad y aprendes a saber que algo, aunque no diga específicamente que es para tu tipo de pelo, te puede funcionar, guiándote un poco por lo que has ido viendo en otras marcas.

En este post me gustaría repasar mis tres mascarillas capilares favoritas. He usado otras, pero éstas son con las que he repetido. De hecho, tengo las tres en la balda de los repuestos, esperando a que acabe una de las dos que tengo ahora mismo en rotación.

# Kérastase Elixir Ultime

Esta mascarilla, para mí, roza la perfección. Es considerablemente más cara de lo que yo suelo usar (en lo que a pelo se refiere soy cheap af), pero me deja el pelo genial, independientemente de que el resultado final que quiera conseguir sea rizado u ondulado con las tenacillas. Además, HUELE maravillosamente bien, y el olor permanece en el pelo tras el aclarado. Sólo la uso en ocasiones especiales porque son 30 euracos, pero cada vez que la uso es como si estuviera en el mítico anuncio de Herbal Essences mientras suena la canción Experiencia Religiosa de Enrique Iglesias de fondo.

# The Body Shop Rainforest Moisture Hair Butter

Esta mascarilla también huele que te mueres, con la ventaja de que son 12 eurines en vez de 30. Huele a la mascarilla que compartirían Tarzán y Jane, pero mejor. Para pelo rizado es estupenda porque es muy densa y nutritiva, escaparía de ella si tuviera el pelo graso y/o fino. Éste es mi segundo o tercer bote y la seguiré comprando hasta el final de los tiempos, si no la descatalogan antes, que ya sabemos cómo son los señores de las marcas que quitan cosas que nos gustan. Moving on.

# Argan Secret Miracle Masque

Otra mascarilla que es buenísima para pelo rizado por lo mismo que he dicho antes. Probé una minitalla en saquito que vendían en la misma tienda (Pro-Duo) donde luego compré el tamaño normal. No sé si se vende en más sitios, yo no la he visto. Si la veis, ‘tis good, os doy mi bendición para que os hagáis con ella cual Sméagol con el anillo.

Yo suelo usar mascarilla por lo menos una vez a la semana, y acondicionador el resto de días.