The Ordinary: Haul y Primeras Impresiones

Aunque The Ordinary se lanzó hace tiempo, es ahora cuando creo que está teniendo más relevancia. Es decir, que como vulgarmente se dice en estos mundos de internet, está “hasta en la sopa”.

Y está hasta en la sopa porque realmente es un concepto novedoso. Junta el hecho de estar orientado hacia un público que está más informado de lo común, con el de ser absolutamente asequible para cualquier bolsillo.

Al escribir esto me acuerdo de mi compañera Marta cada vez que se tira de los pelos porque a alguien algo no le parece lo suficientemente low-cost. Yo creo que un sérum de 7€ es low-cost, de hecho me parece baratísimo.

Allá por noviembre (*tose* Black Friday *tose*) cayó en mi cesta (*tose* por error *tose*) el sérum de niacinamida y zinc, y ahora tras ver varias reseñas de la línea me animé a pedir cuatro productos más. He decidido juntar mis primeras impresiones con el razonamiento detrás de cada compra (aunque no lo parezca siempre lo hay) y volver a los orígenes de los blogs de belleza con un haul.

YES GIVE IT TO ME*

*imagino que gritáis

Sin más dilación:

# The Ordinary Niacinamide 10% + Zinc 1%

Lo compré porque, como sabréis, no tengo la piel perfecta (shock horror) y desde el año pasado he tenido unos brotes de acné bastante molestos (con cariño, PorCuleros). Tras mucha frustración y cambio de rutinas de productos (algunas con más éxito que otras), descubrí que realmente lo único que funciona en mí es aparcar los lácteos 100% (cosa que me ha beneficiado también en otras áreas) y otro par de cosas obvias de las que puedo hablar en otro post si estáis interesadas.

Al grano (es que no puedo resistirme a un juego de palabras, no puedorrrlll): creo que solamente con productos no se puede tratar ningún aspecto del cuidado de la piel porque intervienen muchos factores, como mi historial de búsquedas de Safari de los pasados meses os confirmará. Pero sí que creo que es posible que apoyen a un estilo de vida enfocado a la salud en general, que se refleja primeramente en la piel.

Esto no sé si me ha quedado muy hippie, desde que me compré las Birkenstock estoy de un holístico que no me aguanto.

Este producto está enfocado a reducir la apariencia de los granos y a regular la producción de grasa*. La verdad es que no noté ninguna diferencia significativa en mis granos cuando lo usé, así que dejé de usarlo. Lo he retomado hace poco, por gastarlo. Sin pena ni gloria.

*No sé por qué siempre se relaciona los granos con piel grasa, yo la tengo más bien normal, así en general. Quizá si tenéis la piel más grasa que yo, sí que notéis lo de la regulación del sebo.

# The Ordinary Advanced Retinoid 2%

Tanto ésta como la siguiente compra vienen influenciadas por Renee de Gothamista. Sus reseñas de la marca me parecieron muy completas y como ya dije en un directo de Instagram, valoro que me diga por qué le gusta, es decir, acepto lo de “me encanta cómo me deja la piel”, pero yo soy un ser inquisitivo y necesito saber EN QUÉ SENTIDO.

Este producto en concreto es un retinoide, que se usa para prevenir los signos de la edad (yo en mi mente tengo como goals envejecer como Audrey Hepburn, otros coleccionan sellos). Yo tengo 25 años y gracias a mi genética (la misma que me dejó los pelos de las cejas rizados) no tengo por el momento ninguna línea de expresión, pero sí que he usado retinoides porque ayudan muchísimo con la textura y la pigmentación de la piel de una manera similar a los ácidos tipo glicólico y parece que mi piel los tolera mejor.

Lo compré porque la marca dice que este producto contiene dos “nuevas” formas de retinol (vitamina A pa’ entendernos), que dan los mismos resultados que otras formas de retinoides que hay en el mercado pero evitando el enrojecimiento e irritación que éstas pueden ocasionar.

I-AM-SOLD.

# The Ordinary Lactic Acid 5% + HA 2%

Este otro producto, según Renee, es muy similar a Good Genes de Sunday Riley (éste último obviamente tiene más cosas que justifican en cierta manera su precio). Y como tendría que estar así para poder comprármelo y no lo estoy…

Pool GIF - Find & Share on GIPHY

… pues me compré la versión de The Ordinary, a ver qué tal.

El láctico es un ácido “suave” (en comparación con otros), y además yo escogí la versión más suave de las dos que ofrecen. He llegado a la conclusión de que los ácidos son maravillosos, sí, pero te puedes aficionar a lo fantásticamente suave y fina que dejan la piel y te olvidas de que también está más sensibilizada. Con lo cual mi filosofía ahora es:

Sí, he hecho yo misma el cartel porque estoy comprometida con la causa.

Obviamente hay que observar todas las precauciones con el retinoide y con el ácido igualmente, yo los introduciré de manera esporádica en mi rutina, que por cierto se ha simplificado sustancialmente (si queréis post de esto, también manifestaos en los comentarios cual fantasma de Canterville).

# The Ordinary Azelaic Acid Suspension 10% 

Este producto creo que lo compré por recomendación de Caroline Hirons. Digo creo porque yo lo he leído o escuchado en algún sitio y no recuerdo exactamente cuál. Probablemente ella.

Hay distintos tipos de ácidos, aunque se agrupen todos bajo el mismo nombre. No es lo mismo los exfoliantes que el ácido hialurónico, que el azelaico. El azelaico es antioxidante e iluminador (en el sentido de tono de piel, no iluminador de maquillaje que os veo venir, urracas) y destaca en especial en el tratamiento de rojeces de la piel, ya sean propias como la rosácea o post-tratamiento tipo ácido, retinol, etc.

Renee comentaba que la textura no le permite usarlo con algo encima, que enseguida -término científico- hace pelotillas, por lo que lo relega a las noches. Veremos a ver.

# The Ordinary Caffeine Solution 5% + EGCG

El último producto del que os voy a hablar es, sinceramente, el que metí en la cesta por hacer el mínimo para envío gratis.

Se trata de una solución de cafeína y un compuesto impronunciable que se encuentra en el té verde (llamémoslo para abreviar catequina, que suena como a monja pequeñita), enfocado al tratamiento de hinchazón y pigmentación de la ojera.

La misma marca informa de que en casos de surcos o bolsas, ningún tratamiento tópico va a funcionar, incluyendo este producto. Esto me encanta, ya de entrada diciendo las cosas como son. Esto sucede porque en la mayoría de los casos estos “problemas” son genéticos y solamente pueden tratarse con procedimientos invasivos, que te clavan en más de un sentido de la palabra.

Es decir, este producto se recomienda en casos de hinchazón como por ejemplo “duermo boca abajo y me despierto con los ojos pipa”, como es mi caso; y pigmentación leve, como también es mi caso. Lo de dormir boca abajo no tiene solución, llevo durmiendo así toda mi vida y soy incapaz de dormir de otra manera, así que ojos pipa it is y les atizaré con esto a ver qué resultados obtengo.

Y vosotras, ¿habéis probado la marca? ¿Os llama la atención?

‘Pixi + Caroline Hirons’ Double Cleanse: ¿Lo Necesitas?

Hacía mucho tiempo que no me hacía tanta ilusión esperar a la fecha de lanzamiento de un producto. En cuanto el Double Cleanse de Caroline Hirons estuvo disponible en ASOS, me faltó tiempo para pedirlo (el aquelarre knows), porque si hay algo de lo que soy fan, es de la doble limpieza y de la personalidad de la Hirons.

Pues me ha gustado mucho, qué queréis que os diga.

Este producto consta de dos partes: el bote tiene una división para separar aceite sólido desmaquillante de crema limpiadora. Se supone que retiras el maquillaje con el aceite sólido (doy fe, se va absolutamente TO-DO) y después limpias la piel con la crema limpiadora.

Las dos formulaciones están pensadas para ser utilizadas por todo tipo de pieles, y creo que lo han logrado 100%. No lleva perfume, la textura no es ni demasiado grasa ni demasiado ligera y astringente y cumple su función. El desmaquillante es muy efectivo y noto además que la crema limpiadora me suaviza mucho la piel, sin dejar residuos ni sensación pegajosa.

¿Lo único que no me gusta? Preferiría que se vendieran ambos productos por separado, porque sí que es verdad que puede pasar un poco como con el champú y el acondicionador, que gastas más uno que otro, y entonces no te queda otra que ir acabando la parte que te queda como puedas y estrenar otro bote. O acabar la parte que te queda con otro producto similar que tú tuvieras para suplir el que te falta. No sé si mesentiende.

El envase… bueno, preferiría bote con dosificador, pero para acomodar el aceite sólido sería difícil y de esta manera está todo “a mano” (literalmente).

El precio aproximado es de 30€. Mira que yo suelo justificar el precio de todo, sobre todo si es bueno y me gusta, pero con esto no lo consigo. Por una parte me parece caro (siempre me da la sensación de que lo voy a acabar enseguida) y por otra barato (por el tema de ser dos productos, con buenos ingredientes y pensados para acomodar a todas las pieles).

Si os gusta el cuidado facial y probar novedades, independientemente de vuestro tipo de piel, os lo recomiendo. A mí, como ya os decía, me ha gustado un montón y me planteo repetir.

Y vosotras, ¿lo habéis probado? ¿Os gusta la marca Pixi?

Antipodes Kiwi Seed Oil Eye Cream: Iguálamelo y Me Caso

Iba a titular esta entrada como “En busca del contorno encantado”, pero hay cosas que no hay que forzar, y la nostalgia infantil era demasié.

A mi primogénito le llamaré Piecito.

Afortunadamente y por el momento, mi contorno de ojos no tiene otro problema que el ser extremadamente seco. Eso, y que tengo los ojos sensibles. Con lo cual, encontrar el contorno de ojos perfecto para mí es encontrar uno que sea muy hidratante y nutritivo (cuanto más espeso, mejor), sin fragancia (importante, no será la primera vez que veo algo indicado para ojos sensibles y tiene alcohol y fragancia smh) y con buenos ingredientes.

Todas sabéis que estuve mucho tiempo con la cantinela del de Earth Science, y aunque me sigue gustando, llegó un momento en el que ya no me suponía tanto gustazo como al principio, más que nada porque usar lo mismo día tras día durante un largo tiempo termina cansando. Al menos a mí, hay gente que usa “nada más jabón Lagarto y crema Nivea” durante años y mirad lo bien que les va y lo claro que se lo tienen que dejar a todos, meros mortales víctimas del hedonismo.

EL SARCASMO ES COMO EL CHOCOLATE, ES NECESARIO PA VIVÍ.

Pues estuve un tiempo siéndole infiel a Earth Science con otros contornos de ojos. Algunos me gustaron más que otros, pero no había sentido la necesidad de escribir sobre uno de ellos hasta hoy.

Antipodes es una marca que descubrí gracias a internet. Una de mis fieles lectoras (una de las santas que me llevan aguantando desde los anales del blog) me recomendó varios productos de la misma y yo, que soy muy bien mandá para según qué cosas, pues le hice caso, y mirad qué bien me ha ido.

Este contorno de ojos es a base de aceite de kiwi, que suena como muy neozelandés y a la vez como muy sórdido (si no sabéis el doble sentido de kiwi, respetaré vuestra inocencia). Aparte de aceite de kiwi, lleva aceite de aguacate y zanahoria y extracto de uva, entre otros.

Lo que más me gusta de esta crema es que tiene cero fragancia y, aunque parece super espesa, no tarda en absorberse, pero tampoco queda una película sobre la piel por los siglos de los siglos. Es muy hidratante y nutritiva, aporta flexibilidad a la zona y no resulta pesada en absoluto. Si la de Earth Science os parecía muy grasosa o tal, ésta os va a encantar. Tiene el mismo efecto pero la textura es mucho más fina y ligera, sin ser de esos contornos ligeros que a mí lo mismo me da ponerme uno de esos que no ponerme ná.

En resumen, que me gusta mucho y os lo recomiendo a full.

¿Habéis probado Antipodes? ¿Qué os parece la marca (aunque no la hayáis probado)?

Atache Cosmetic: Gel Exfoliante C Vital

Es verdad eso de que cuando dejas de hacer algo con cierta regularidad, cuesta volver. A otras personas le pasa con el gimnasio, yo como no voy no tengo ese problema y me pasa con el blog.

Hace unas semanas que me mandaron este producto desde Cosméticos 24h, con los que ya he colaborado en otra ocasión, y gracias a los que descubrí la marca ecológica española Mon Deconatur. Esta vez les comenté que me gustaría probar algo de Atache, que es otra marca patria de tratamientos estéticos, y me mandaron su “gel hidro-protector y antioxidante”.

Lo pongo entre comillas porque es como se describe el producto, aunque personalmente lo catalogaría como un gel exfoliante debido a su contenido en ácido glicólico. La marca lo indica como un gel hidratante oil-free para pieles mixtas y grasas y es verdad que tiene una textura gel estupenda, nada pegajosa y súper ligera; pero creo que a no ser que tu piel sea grasa por completo, se queda un poco corto en el tema hidratación.

Este producto deja la piel cómoda y sin sensación grasa, y realiza su función exfoliante de manera no agresiva PERO yo personalmente, que tengo la piel normal-mixta-ahoramismomássecaquelamojama, creo que necesito algo que me aporte más nutrición/flexibilidad/llámalo X.

Así que yo lo suelo usar como mi paso exfoliante por la noche y después aplico mi sérum, hidratante y aceite en áreas localizadas si corresponde.

En cuanto al envase, lo preferiría con dispensador, pero eso son ya manías de una.

No es un producto imprescindible para mí, me gusta y lo usaré pero no creo que volviera a comprarlo a no ser que de aquí a acabar el bote notara algo más especial, por ejemplo que me transformara en Arwen en la coronación de Aragorn.

Y vosotras, ¿habéis probado esta marca? 

Piel Seca: Mis Hidratantes Corporales Favoritas

Es un hecho de mi vida del que todas estaréis al tanto: tengo la piel del cuerpo seca como la mojama. Seca como un bocata de polvorones. Como una papa sin mojo (que por otro lado debe ser pecado mortal). Como el desierto de Tabernas.

Yo no concibo eso de salir de la ducha y no embadurnarme. Aceite, crema, loción, manteca… lo que esté disponible en el momento. Para mí no es un “ay, qué pereza”. NO. Es un “como no me eche crema me siento como el hermano mayor de Malcolm en ese episodio en el que hizo un traje de su propia piel”. Que no es exagerar, aunque soy dada a ello, es tal cual os lo cuento.

Así que como podréis imaginar, he probado hidratantes corporales pa’ aburrir. Aunque casi todas logran cumplir con su función básica, siempre estoy buscando una que me deje esa sensación de hidratación/nutrición/piel suave por más tiempo.

Una aparte que hago ahora: me gustaría tratar en este post el tema del aceite mineral. Yo no es que huya demasiado de ningún ingrediente en particular siempre y cuando esté justificado (ej. alcohol en soluciones con ácidos, ya que los estabiliza, etc.) y con el aceite mineral me pasa una cosa: no creo que sea tan malo como lo pintan.

Es decir, obviamente en mi cabeza un aceite de almendras o jojoba o argán natural siempre estará por delante en términos de calidad del producto que lo contenga; pero encuentro que el aceite mineral no me supone ningún problema. Es más, tengo entendido que es el ingrediente con mejor tolerancia en pieles “especialitas”, y lo puedo corroborar. Como con todo, es personal, si ya sabéis que no os va, por mucho que yo os diga, pordió no me hagáis caso.

Dicho esto, que es algo que me ronda por la cabeza de vez en cuando, procedo a hablaros de mis hidratantes favoritas. Pongo fotos de web porque en este momento no las tengo en rotación.

# Natural Honey Elixir de Argán

Ésta es la bomba. Recuerdo haber probado una muestra y despertarme al día siguiente con la sensación de hidratación que me había dejado. Además huele de maravilla, lo cual es un plus. Cada vez que veo el precio me da un tabardillo, porque para ser “de supermercado” es un poco cara (unos 4 o 5€). Aun así sigue siendo barata, pero no si la comparas con las que la suelen rodear.

# Leche reparadora para pieles extra secas Body Repair de Garnier

Ni sé la de botes que llevo gastados de esta crema. Me gusta porque tiene un olor casi imperceptible y cumple su función más que bien. Me pasa lo mismo que con la de Natural Honey, no es cara pero sí te sorprende el precio cuando la comparas con las que la suelen rodear.

# Crema nutritiva con aceite de argán de Deliplus

Esta crema es la que compro como último recurso. Es decir, cuando te quedas sin crema y repuestos un sábado a las ocho de la tarde y tienes cerca un Mercadona #beentheredonethat, o cuando estás comprando en Mercadona, necesitas una hidratante y no te da la vida para ir a la droguería. El comodín, vaya. El “sin pensar” porque sabes que te va bien y total, por dos euros, más se perdió en Cuba y vinimos cantando (esto lo dice mucho mi madre y me encanta, además es aplicable).

# Palmer’s Massage Lotion for Stretch Marks (*)

Pongo el asterisco porque, aunque está indicada como loción de masaje para prevenir las estrías en el embarazo, yo me la untaría de punta de los pies a punta del último pelo del cogote, las cosas como son. Yo la compro en iHerb, pero ayer cuando estaba en modo #carritodePrimor me di cuenta de que tienen la marca también. Cuesta unos 6€ y si fuera posible que me la hicieran en formato 2L pues se lo agradecería con toda el alma. Es la que más noto que me dura la hidratación/nutrición en la piel con diferencia, es rica pero no es grasienta y además huele fenomenal. Mira que no soy yo de olores dulces y éste lo es, pero no apabulla ni marea ni te dan ganas de invocar a Odín para que te lo saque de la pituitaria (como, por ejemplo, The One de Dolce & Gabanna, que yo os quiero y respeto igualmente si lo lleváis, pero tarde y lejitos).

# Leche en crema 3 en 1 Extracto de Avena de Yves Rocher

El único problema que tengo con esta crema es que es un envase MU’ CHICO. Cientocincuenta mililitros a mí no me dan pa’ tanto. Luego está el tema de que son casi 4€. Me acabo de enterar de que existe una de 330ml por 13€ con dosificador que me va a dar la vida entera. Es la única de esta lista que no contiene aceite mineral. Olor suave, en la misma línea de la de Garnier y la de Deliplus.

Y vosotras, ¿sois amantes de embadurne o la pereza os puede? ¿Cuáles son vuestras favoritas?

P.D.: ME PODÉIS DECIR POR FAVOR POR QUÉ SIEMPRE EL ORDENADOR ME CORRIGE ARGÁN A ARGÓN. QUE NO, QUE NO ESTOY HABLANDO DE GASES NOBLES.