Black Friday 2016

Con el Black Friday tengo la misma sensación que con el pasillo de turrones y dulces navideños del Mercadona: cada vez lo ponen antes. Todos los años mi filosofía es la misma: no planearlo. Claro que, si ya caigo irredenta en sus redes sin haberlo planeado, el año que lo planee no habrá quien me saque del último círculo del infierno de Dante.

Hasta el momento he pecado en: Lookfantastic, Primor, Beauty Bay, Society6, Zara y Mango.

En mi defensa diré que la mayoría de las cosas las llevaba ojeando bastante tiempo, y que a pesar de que son cinco pedidos, no me he salido de madre. De momento.

He ido compartiendo vía Snapchat todas las ofertas que me llegaban.Por eso me gustaría compartir algunos de los códigos que he recibido. Y digo algunos porque la oferta de Cultbeauty es ignorable, las hacen mucho mejores a lo largo del año. La mayoría de las ofertas duran hasta el lunes, pero yo las usaría cuanto antes si fuera vosotras 😉

Y ésta es mi lista:

MANGO: 20% en todo salvo lo ya rebajado. Código BLACK.

ZARA: 20% en todo. Sin código, se aplica automáticamente.

SEPHORA.ES: 20% en pedidos superiores a 30€. Que yo sepa, sin código.

BEAUTY BAY: descuentos hasta el 30% en determinadas marcas. Aprovechad con Antipodes, Natasha Denona o Kevyn Aucoin. Sin código.

FEELUNIQUE: 20% en todo con el código MAGIC20 y ofertas especiales cada pocas horas.

THE BODY SHOP: 40% en todo salvo líneas especiales. Aprovechad con la línea de desmaquillantes de Camomila, las cremas de manos y la línea de plátano para el pelo. Código BLACK_NL.

CHARLOTTE TILBURY: envío gratis en todos los pedidos y cuatro ofertas especiales, una cada día (que son válidas todo el fin de semana). Sin código.

NARS.EU: 20% en la paleta Nordstrom’s Best Cheek Palette, que contiene: Orgasm, Deep Throat, Luster, Desire, Albatross y Laguna.

BOBBI BROWN: 10€ de descuento por 60€ de compra DESEO10, 20€ por 100€ DESEO20 y 30€ por 150€ DESEO30. Aprovechad con TODO.

DOUGLAS: segunda unidad al 50%. Y además en pedidos superiores a 49€ regalo de miniatura de perfume con el código GIOGIA5.

ESTÉE LAUDER: 10€ de regalo por 49€ de compra. Código BLACKLAUDER10. Y 20€ por 89€ de compra, código BLACKLAUDER20.

PRIMOR: descuentos variados y 3×2. Especificado en sus redes sociales.

MAQUILLALIA: descuentos variados. Especificado en sus redes sociales.

DECIEM: sets a precios (MUY) especiales. Sin código.

*SOCIETY6.COM: 20% en todo y envío internacional gratuito.

*ANASTASIA BEVERLY HILLS: 60% en sombras de ojos, 50% en correctores, 40% en kits de contorno, 30% en glosses, 20% en cejas y 10% en glow kits.

* Con asterisco las webs extranjeras. Con Society6 he pedido antes sin problemas. ABH no envía a España pero se podría usar Shipito, por ejemplo.

Iré actualizando esta página si me llega algo más interesante, pero por este año creo que he cumplido.

Y vosotras, ¿vais a pecar en el Black Friday? ¿habéis pecado ya?

Contádmelo todo.

Probando Pixi

Pixi es una marca de la que habréis oído hablar mil veces si, como yo, seguís regularmente a la gurú del cuidado facial británica Caroline Hirons.

La verdad es que, en la era del #ad y el endorsing, cuando hay una marca o un producto en concreto que se hincha a más no poder, hay que andar con pies de plomo. Esta vez y según mi experiencia, vale 100% la pena.

He comprado y probado lo que podríamos denominar sus dos productos estrella: el Glow Tonic y el Hydrating Milky Mist.

Crasulácea la Suculenta looking good af

Crasulácea la Suculenta looking good af

El Glow Tonic es un tónico con un contenido moderado en ácido glicólico, que no contiene alcohol y que además viene acompañado de otros ingredientes interesantes como la urea, el ginseng y el aloe vera. Es el producto más famoso de la marca y puedo entender por qué.

Mi piel tiende a congestionarse fácilmente, así que mantengo una rutina regular de hidroxiácidos. Cuando no uso algún tipo de AHA o BHA, lo noto un montón. Aunque tanto AHA y BHA ayudan con la textura de la piel, siempre tiendo a los BHA, como el ácido salicílico. Este tipo de ácidos es más aconsejable para pieles mixtas y grasas y/o con tendencia a espinillas y puntos negros, mientras que el glicólico es más aconsejable para el tono de la piel y prevención y tratamiento de arrugas.

He notado que este tónico me ha ayudado muchísimo con la textura de la piel. Estaba teniendo unos días con la piel un poco congestionada (en mi caso suelo notarlo en la zona del entrecejo y alrededor de la nariz) y lo incorporé dos veces al día con muy buenos resultados. La piel se nota más fina y los poros más limpios.

Un producto similar que contiene salicílico en vez de glicólico es el Mild Clarifying Toner de Clinique, que también tengo y no sé por dónde coger. La verdad es que tengo que darle una segunda oportunidad, porque no noto ningún resultado, cosa que con el de Pixi sí.

Este tónico de Pixi ronda los 20€ y trae 250ml, con lo cual no me parece nada caro y os lo recomiendo si buscáis algo de estas características. Tampoco es el agua del manantial de la vida eterna, pero vuestra piel lo agradecerá, desde seca hasta mixta-grasa. Si la tenéis sensible probad antes con una concentración menor, y si la tenéis grasa creo que os beneficiará bastante más un tónico de salicílico (aunque éste no os hará daño en absoluto).

#DailyDoseofDrake

#DailyDoseofDrake

El Hydrating Milky Mist, por otra parte, puede servir como tónico hidratante, agua refrescante o hidratante ligera en pieles grasas. O las tres.

A mí me gusta usarlo como si fuera la capa de mantequilla entre el pan y la mermelada, o sea, después de limpiarme la cara (y aplicarme el tónico exfoliante o no, dependiendo) y antes del sérum. Casi todos los sérums que uso contienen ácido hialurónico, por lo que se benefician de la presencia de agua en la piel: la absorben y la retienen. Así la piel se ve y está más hidratada y WAIT FOR IT jugosa.

Maldito inglés y sus múltiples y variados adjetivos eskinquerianos.

Este tónico hidratante en spray también lo recomiendan como fijador de maquillaje, pero yo creo que se aprovecha mejor en contacto directo con la piel.

Me ha gustado tanto mi incursión en esta marca que ya he aprovechado un descuento del Black Friday para hacerme con más cosas. AIN’T NO SHAME IN MY SKINCARE GAME.

¿Habéis probado Pixi? ¿Qué os parece? Y en el caso de que no, ¿qué sensación os da, así en general?

Candeur et Expérience

Cuando compré el cuarteto de otoño de Chanel, algunas de vosotras me pedisteis que hiciera una reseña. Sé que llega con mucho retraso, pero de todas maneras quería hacer una pequeña entrada sobre él.

Que digo pequeña pero luego ya sabéis que salgo de aquí como bajó Moisés con las tablas de los mandamientos.

Para ser Chanel, una marca que un gran porcentaje del público consumidor de maquillaje considera como “de abuela”, este cuarteto me parece muy moderno. A mí de todas maneras me gusta mucho Chanel, eso de que los coloretes huelan a rosas me sulibeya cosa mala.

Candeur et Expérience consta de tres sombras en tonos marrones y una rojiza, todas ellas mates. Bueno, más que ajustarse al concepto mate-empolvado, se ajustan más al mate-satinado. Es decir: brilli brilli no tienen, pero tampoco son totalmente lo que podríamos denominar Sombras Secarral. Mate cremoso, vaya. QUE NO SÉ YA QUÉ ADJETIVOS PONER, PERO QUE SON LA LECHE.

Y aunque la sombra rojiza es pa morirse muerta y resucitar al tercer día, las otras tres son muy apañadas para un smokey de esos a prueba de bombas.

Que son sombras clonables: sí, en cuanto a color no lo dudo. Que hay otras sombras que pigmenten más: probablemente. Pero como sabéis, una sombra no solamente se puede juzgar por su grado de pigmentación. Por ejemplo, a mí las sombras de Wet n Wild me pigmentan más, pero se me cuartean antes incluso con prebase. Que no quiere decir que unas sean peores que las otras, simplemente hay que juzgar lo que nos convienen ciertas características. Como poseedora de párpados grasos af, aprecio una sombra un poco más seca.

Otra cosa de la que también soy fan es de los maquillajes “inacabados”. Inacabados en el sentido de que una no lleva todos los pasos requeridos en cada tutorial de youtuber americana. Que también tienen su lugar (que me gusta un beat to the Gods), pero me parece too much para mí y mis circunstancias actuales.

El otro día hice este ahumado con las tres sombras del cuarteto, sin ninguna otra cosa aparte de máscara de pestañas y me encantó. Oye, tardas 5 minutos y queda muy resultón. Para ello apliqué la sombra más clara por todo el párpado, difuminándola hacia fuera y en el párpado inferior un poco más bajo de lo habitual. Después apliqué la intermedia en el párpado móvil difuminada con la anterior, y un poco más cerca de las pestañas, tanto arriba como abajo. Finalmente, intensifiqué la línea de pestañas con la más oscura.

No es que se puedan distinguir los tonos, pero creo que ésa es una de las cosas que más me gustan de la paleta. Son sombras que cualquiera puede usar, con mínimo esfuerzo y sin peligro de equivocarse. Estoy pensando en esto mismo con una línea inferior en rojo y me quedo epatada perdida.

CARA

Charlotte Tilbury Light Wonder Foundation – 6
MAC Studio Finish Concealer – NW25
MAC Matchmaster Concealer – 2
Bourjois Radiance Reveal Concealer – 3
MAC Careblend Powder – Medium
Chanel Les Beiges Healthy Glow Powder – 50
Laura Mercier Second Skin Cheek Colour – Rose Bloom

CEJAS

KIKO Precision Eyebrow Pencil – 02
Givenchy Mister Brow Groom

OJOS

Too Faced Shadow Insurance
Chanel Les 4 Ombres Multi-Effect Quadra Eyeshadow – Candeur et Expérience
Max Factor Voluptuous False Lash Effect Mascara
MAC Extended Play Gigablack Lash (para las pestañas inferiores)

LABIOS

Bourjois Rouge Edition Velvet – 17 Cool Brown

Últimas cosas que comentar:

  • El colorete ME ENCANTA.
  • El labial me destroza los labios, aunque bonito es un rato.
  • El combo de máscaras que he puesto me parece LO MÁS. Run, do not walk.

¿Os gustan las sombras mates? ¿Pecasteis con esta colección de Chanel? (siento el monotema pero creo que ha sido la colección del año).

Para Leer: Los Shifters de Jennifer Ashley

Acabo de acabar la serie Shifters Unbound de Jennifer Ashley. Presiento que os voy a dar la tabarra hasta el infinito con esta autora, pero es que no puedo con la vida de lo que me gustan sus libros.

Bueno, para ser precisos, he acabado de leer todos los títulos de esta serie publicados hasta ahora. En mayo de 2017 se publica Red Wolf, que vendría a ser el décimo volumen. Ojalá hasta el veinte y tal, de lo que me gusta.

Cuando ya has leído mucha *tose* demasiada *tose* novela romántica, llega un momento en que todos los argumentos te parecen iguales (que en cierta medida lo son), todos los personajes se te mezclan y estás deseando tomarte un respiro de los debutante balls y las chaperones. Sacadme de aquí, por favor, rollo Jack Dawson encadenado a una tubería del Titanic mientras se hunde.

La verdad es que yo estaba un poco así. Las novelas de amoríos y enaguas de siglos pasados me siguen gustando, algunas me apasionan, pero ya estaba llegando al punto de leerme la sección Provincia del periódico, por variar un poco, y ahí ya es cuando se nota la desesperación. Sin menospreciar a la plaga de conejos que estamos teniendo, claro está. Pero es una wake-up call de las gordas.

Entonces decidí leer esta serie, que tenía por ahí olvidada desde que encontré la serie de los Mackenzies & McBrides, de la misma autora. Sí, del mismo boli BIC del que salió La locura de Lord Ian Mackenzie.

Uno de mis favoritos es Tiger Magic.

Uno de mis favoritos es Tiger Magic.

Y oye, que me ha encantado.

Es verdad que es una serie que introduce bastantes más elementos de fantasía, pero lo hace de manera que parece real. Los Shifters son una raza mitad humano-mitad animal creada por los Fae para la guerra en tiempos inmemoriales. Los Fae aquí son los malos del tinglao, para entendernos. Crean a los Shifters como bestias de batalla y esclavos a sus órdenes, pero los Shifters consiguen escapar de su yugo maligno y se trasladan a vivir a nuestro plano espacio-tiempo.

Todo esto no es lo que ocurre en los libros. Se nos cuenta para emplazarnos un poco, y después cada novela trata sobre… ¡AMORÍOS! GIVE-IT-TO-ME.

¿Que podría suceder con unos seres mitad animales-mitad humanos que son obligados a atenerse a unas reglas impuestas por un gobierno humano? ¿Que son perseguidos, encerrados, sujetos a experimentación? ¿Cuyos comportamientos a veces rozan el instinto puro?

Ya me contaréis si no os parece interesante. A mí desde luego me enganchó desde el primer libro, y aunque hay algunos que me han gustado más que otros; todos en general me parecen muy top.

No sé qué más contar sin hacer spoiler, que yo soy muy dada a ello y ya me tienen avisada.

Pues eso, que os recomiendo la serie completa. Yo “adquirí” algunos libros y el resto los fui comprando en Amazon. A girl’s gotta do what a girl’s gotta do.

Cuatro Compras de Maquillaje en Octubre

En octubre hice cuatro compras de maquillaje que me hicieron mucha ilusión. Tanta o más que averiguar cómo se pone una lavadora con unos mandos como los de la TARDIS.

De verdad, qué manera de complicarse.

Son cuatro cosas de marcas o líneas dentro de esa marca que no he probado nunca. Un estrene, if you will.

Aproveché un 20% en Sephora para hacerme con uno de los Air Blush de Marc Jacobs, que llevaban rondándome la cabeza desde que vi a Lisa Eldridge usar Flesh & Fantasy en un vídeo.

Yo escogí el tono Kink & Kisses, que viene a ser lo más bonito que ha parío madre hecho colorete. Tengo muchos y siempre rondo los mismos tonos: tanto rosas como melocotones como marrones apagados y suaves. Creo que son los que más me favorecen, aunque de vez en cuando también apetece, qué te diré yo, un This Could be Fun de MAC.

El color se puede controlar, es decir, puede resultar más vivo o menos según de qué extremo cojas producto (o, en mi casa, “untes la brocha”). En cualquier caso, y por lo que he oído y experimentado, son coloretes modulables con los que puedes empezar suave e ir “construyendo”, que es mi método preferido para todo en la vida menos la máscara de pestañas. Tres kilos en cada pestaña de entrada, TYSM.

El envase me parece muy elegante y original, además de fácil de almacenar. Es un poco cruce entre Macbook Air y una mesa de los 80. Tiene un pedazo espejo incorporado en el que puedes verte como las tres moiras de Hércules: pasado, presente Y FUTUUUUROOO.

La de la derecha soy yo posando para una autofoto, tbh.

La de la derecha soy yo posando para una autofoto, tbh.

Ya que había que llegar al mínimo de 60€, estuve dando varias vueltas a ver qué me llamaba la atención. Ir a menudo a Sephora tiene un problema (aparte del tuyo, pero eso ya cada una con su terapia jaja), y es que ya te lo sabes todo, y más si has trabajado allí.

Me acordé de que recientemente había visto buenísimas críticas sobre los Dior Addict Ultra Gloss, y a mí es que me pierde un gloss, así que para allá me fui.

Que me gusta un gloss… y un brilli.

El tono Mirrored en particular tiene multitud de partículas brillantes y es muy agradable de llevar. Los brillis no se notan granulosos. Lo que más me ha gustado de él, sin duda, es que al final de mis ocho horas de trabajo, a pesar de que no sigue intacto, no se acumula en la comisura de los labios, y estos siguen reteniendo algunas de las partículas.

Es un gloss muy reflectante, y ninguna de las fotos que he visto le hace justicia a verlo en persona. Me deja atontoliná, que por otra parte es una palabra maravillosa de éste, nuestro lenguaje.

Este colorete de Laura Mercier lo compré en parte porque me gustaba el color, en parte porque había oído hablar bien de ellos y yo soy lalocalcolorete y en parte, pequeñísima pero no por ello menos importante, porque me encanta el nombre, Rose Bloom.

Se trata de un rosa apagado mate, que me recuerda mucho a uno de mis coloretes favoritos, Love de NARS, que por desgracia para todas fue edición limitada. Y luego conservan Angelika por los siglos de los siglos *tose* NO SHADE *tose*.

El envase, el producto en sí, es monérrimo, porque es pequeño, con espejo y perfecto para viajar. Cosa que siempre se dice para justificar una compra, aunque luego te compres un colorete de Catrice para viajar, no sea que se te rompa tu colorete “perfecto para viajar” que también es tu colorete “como se me escogorcie me da un algo”.

Y por último, decidí hacerme con este gel de cejas de Givenchy, Mister Brow Groom, que tanto le gustó a Kathleen Lights en su vídeo de productos de gama alta. Tanto este producto como el colorete de Laura Mercier los compré en la página web de Douglas, que en mi opinión es de las webs de cosmética que mejores ofertas hacen.

Los seres de cejas rizadas saben, como yo, que todos los geles de cejas no son iguales. Personalmente, no me importa que queden los pelos un poco duros al tacto, si eso significa que no voy a parecer el protagonista malvado de un cuento que leí de pequeña y me marcó, cuyas cejas eran tan largas que tenían que retirárselas con horcas, como las de la paja.

(Terrible documento, si alguien sabe de qué cuento hablo por favor que me lo comente. DE AHÍ ME VIENE TODO.)

Gel de cejas y colorete en acción.

Y vosotras, ¿habéis hecho alguna compra interesante este mes?